Conjuro

Por: Raúl Gómez Jattin

 
Los habitantes de mi aldea
dicen que soy un hombre
despreciable y peligroso
y no andan muy equivocados.

Despreciable y peligroso
eso ha hecho de mí la poesía y el amor.

Señores habitantes:
Tranquilos
que sólo a mí
suelo hacer daño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s